Inicio Acontecimientos Geopolíticos Gran Reinicio, Gran Reseteo o Great Reset

Gran Reinicio, Gran Reseteo o Great Reset

por mfbarrionuevo
0 comentario

Klaus Schwab es el fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, una organización creada en 1971 que celebra reuniones anuales en Davos, Suiza; mucha gente se refiere a esta organización como FORO de DAVOS.

Su propuesta de concretar una Cuarta Revolución Industrial consiste en una cooperación de empresas y estados para alcanzar un gobierno global, que llaman el   “Gran Reinicio”, Gran Reseteo o Great Reset.

No hay una sola área de la vida que quede fuera de este plan de Great Reset. La reforma planeada afectará todo, desde el gobierno, la energía y las finanzas hasta la comida, la medicina, los bienes raíces, la policía e incluso la forma en que interactuamos con nuestros semejantes en general.

Adiós al derecho a la privacidad. También hay un gran esfuerzo para socavar la Constitución, eludirla, ignorarla o anularla, derogarla, cambiarla.

El Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF), fue coanfitrión del Evento 201 en octubre de 2019. En el sitio de esta organización están todos los detalles  de la solución que proponen a la cual llaman la Cuarta Revolución Industrial.

Cuenta con el apoyo de todas la empresas y empresarios que promueven las cuarentenas, vacunas obligatorias, Bill Gates, los fabricantes de vacunas, empresas de tecnología, medios masivos y la banca internacional.

Esta Cuarta Revolución Industrial, 4IR promueve un gobierno global único y además:

  • Vacunas para el control de la población bajo pretexto de bioseguridad
  • Una “Nueva Normalidad”
  • Un supuesto “Desarrollo Sostenible”

Como señala el artículo de Forbes“las empresas podrán seguir enriqueciendo en privado a sus accionistas y ejecutivos, mientras mantienen un frente público de exquisita sensibilidad social y altruismo ejemplar”.

El objetivo es reemplazar la democracia con un liderazgo global de individuos seleccionados y no elegidos cuyo deber no es servir al público, sino imponer un gobierno global con la mínima interferencia de la mayoría. Y esto es lo que vemos esta pasando en varios países simultáneamente.

Protesta contra la dictadura sanitaria en Holanda 

El Foro de Davos desprecia la Democracia y promueve los intereses corporativos, el único fin es la rentabilidad de estos grupos.

Schwab cuenta con el apoyo de las empresas dominantes y todo el grupo de Bill Gates, Google, Facebook, la banca internacional, etc..

Para este grupo el objetivo de la vida de todas y cada una de las personas será  proteger y aumentar la riqueza de las empresas dominantes interesadas.

En su libro de 2016 La Cuarta Revolución Industrial, Schwab escribe sobre medidas que las empresas, deben lograr:

El envejecimiento es un desafío económico porque, a menos que se aumente drásticamente la edad de jubilación para que los miembros mayores de la sociedad puedan seguir contribuyendo a la fuerza laboral, La población en edad de trabajar disminuye al mismo tiempo que el porcentaje de población activa aumenta el número de ancianos dependientes ”

Todo en este mundo se reduce a desafíos económicos, imperativos económicos y beneficios económicos para las empresas dominantes.

https://rumble.com/vdq5x5-presidente-argentino-propone-gran-reinicio-del-foro-economico-mundial.html. Presidente argentino hablando del GRAN REINICIO

Schwab para dar significado a “crear valor” utiliza estos ejemplos:

Los drones representan un nuevo tipo de empleado que reduce costos y que trabaja entre nosotros y realiza trabajos que alguna vez involucraron a personas reales”.

El uso de chat bots para aumentar (y, cada vez más, reemplazar) el soporte de ‘chat en vivo’ para las interacciones con los clientes”.

Y agrega, antes de lo que la mayoría anticipa, el trabajo de profesiones tan diferentes como abogados, analistas financieros, médicos, periodistas, contadores, aseguradores o bibliotecarios puede estar parcial o completamente automatizado …

Él dice:

Considere la asombrosa confluencia de avances tecnológicos emergentes, como la inteligencia artificial (IA), robótica, Internet de las cosas, vehículos autónomos, impresión 3D, nanotecnología, biotecnología, ciencia de materiales, almacenamiento de energía y computación cuántica, por nombrar algunos.

Educación

También espera más educación en línea, que incluya “el uso de realidad virtual y aumentada”, sensores ”instalados en hogares, ropa y accesorios, ciudades, redes de transporte y energía”  y ciudades inteligentes.

Vacunas

Resalta la idea de “fábricas de células inteligentes” que podrían permitir “la generación acelerada de vacunas” y “tecnologías de macro datos”…  

Tecnocracia, manejarnos por medio de algoritmos

“Establecer confianza en los datos y algoritmos utilizados para tomar decisiones será vital”, insiste Schwab.

5G y vigilancia constante

Las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial -4IR- serán implementadas a través de 5G, representan amenazas sin precedentes para nuestra libertad, como admite Schwab:

“Las herramientas de la cuarta revolución industrial permiten nuevas formas de vigilancia y otros medios de control que van en contra de las sociedades abiertas y saludables”

La tecnología “puede inmiscuirse en el espacio hasta ahora privado de nuestras mentes, leer nuestros pensamientos e influir en nuestro comportamiento”

Redefinición de lo que significa ser humano

“Las alucinantes innovaciones provocadas por la cuarta revolución industrial, desde la biotecnología hasta la IA, están redefiniendo lo que significa ser humano”

“El futuro desafiará nuestra comprensión de lo que significa ser humano, tanto desde un punto de vista biológico como social… Los avances en neurotecnologías y biotecnologías ya nos obligan a cuestionarnos qué significa ser humano”

Se complace en pronosticar que “los sensores, interruptores de memoria y circuitos se pueden codificar en bacterias intestinales humanas comunes”, que “Smart Dust, conjuntos de computadoras completas con antenas, cada una mucho más pequeña que un grano de arena, ahora pueden organizar ellos mismos dentro del cuerpo” y que “los dispositivos implantados probablemente también ayudarán a comunicar pensamientos que normalmente se expresan verbalmente a través de un teléfono inteligente ‘integrado’ y pensamientos o estados de ánimo potencialmente no expresados ​​mediante la lectura de ondas cerebrales y otras señales” .

La “biología sintética” en el mundo 4IR de Schwab, dando a los gobernantes tecnocráticos “la capacidad de personalizar los organismos escribiendo ADN”.[2]

 

Dra. Carrie Madej: Explicación sobre potenciales riesgos de la vacuna contra el coronavirus y nanotecnología.

La Cuarta Revolución Industrial , 4IR de Schwab, pretende dar a los gobernantes tecnocráticos del mundo “la capacidad de personalizar los organismos escribiendo ADN”. 

“El hecho de que ahora sea mucho más fácil manipular con precisión el genoma humano dentro de embriones viables significa que es probable que en el futuro veamos la llegada de bebés de diseño que posean rasgos particulares o que sean resistentes a una enfermedad específica”

Schwab está claramente preocupado por la posibilidad de “resistencia social” y cómo avanzar “si las tecnologías reciben una gran resistencia por parte del público”.

Un Nuevo Orden con un gobierno global único

El futuro de Schwab “solo se logrará mediante una mejor gobernanza global”.  Se necesita “alguna forma de gobernanza mundial eficaz”.

Schwab publicó un nuevo libro, Covid-19: The Great Reset, en coautoría con Thierry Malleret en julio de 2020, el libro se propone promover “conjeturas e ideas sobre cómo podría ser, y quizás debería, ser el mundo post pandémico”.

Schwab y Malleret admiten que Covid-19 es “una de las pandemias menos mortales que el mundo ha experimentado durante los últimos 2000 años”, y agregan que “las consecuencias de COVID-19 en términos de salud y mortalidad serán leves en comparación con pandemias anteriores”. 

Agregan:

“No constituye una amenaza existencial, ni una conmoción que dejará su huella en la población mundial durante décadas”

Sin embargo, increíblemente, esta enfermedad “leve” se presenta simultáneamente como la excusa para un cambio social sin precedentes bajo la bandera de “El gran reinicio”.

Y aunque declaran explícitamente que Covid-19 no constituye un “shock” importante, los autores utilizan repetidamente el mismo término para describir el impacto más amplio de la crisis.

Schwab y Malleret colocan a Covid-19 en una larga tradición de eventos que han facilitado cambios repentinos y significativos en nuestras sociedades. Schwab y Malleret son entusiastas en su uso del encuadre de la “nueva normalidad”, a pesar de su admisión de que el virus solo fue “leve”.

“Es nuestro momento decisivo”, cantan. “Muchas cosas cambiarán para siempre”. “Un nuevo mundo surgirá”. “La agitación social desatada por COVID-19 durará años y posiblemente generaciones”. Incluso llegan a proponer una nueva separación histórica entre “la era pre pandémica” y “el mundo post pandémico”.

Desarrollo Sostenible, un nuevo orden pintado de verde

Una de las conexiones es que tanto el clima como las “crisis” de virus han sido utilizadas por el WEF y sus similares para impulsar su agenda de gobernanza global.

Otro vínculo es la forma en que “la economía post-pandémica” y la “economía verde”  implican ganancias masivas para casi los mismos sectores de las grandes empresas.

“La pandemia acelerará la adopción de la automatización en el lugar de trabajo y la introducción de más robots en nuestra vida personal y profesional”. 

Los bloqueos en todo el mundo, no hace falta decirlo, han proporcionado un gran impulso financiero a las empresas que ofrecen compras en línea.

Distanciamiento Social y Automatización

De una forma u otra, es probable que las medidas de distanciamiento social y físico persistan después de que la pandemia misma ceda, lo que justifica la decisión de muchas empresas de diferentes industrias de acelerar la automatización.

De hecho, las tecnologías de automatización se adaptan especialmente bien a un mundo en el que los seres humanos no pueden acercarse demasiado o están dispuestos a reducir sus interacciones.

Salud y telemedicina

Schwab y Malleret están encantados de notar que la telemedicina se “beneficiará considerablemente” de la emergencia de Covid. Durante los bloqueos, muchos consumidores anteriormente reacios a depender demasiado de las aplicaciones y servicios digitales se vieron obligados a cambiar sus hábitos casi de la noche a la mañana.

Muchos de los comportamientos tecnológicos que nos vimos obligados a adoptar durante el confinamiento, se volverán más naturales.

Estas “medidas coercitivas”, que se espera que todos aceptemos, implicarán, por supuesto, niveles inimaginables de vigilancia de nuestras vidas.

Desde medir la temperatura corporal con cámaras térmicas hasta monitorear a través de una aplicación cómo los empleados cumplen con el distanciamiento social ”

Vacunas Covid obligatorias

Schwab está profundamente conectado con ese mundo, ya que cuenta con Bill Gates y ha sido aclamado por las grandes farmacéuticas; Henry McKinnell, presidente y director ejecutivo de Pfizer Inc, define a Schwab como “una persona verdaderamente dedicada a una causa verdaderamente noble”...

Por lo tanto, Schwab con Malleret, insisten en que “no se puede prever un retorno completo a la ‘normalidad’ antes de que haya una vacuna disponible” [4].

Él añade:

“El próximo obstáculo es el desafío político de vacunar a suficientes personas en todo el mundo (somos colectivamente tan fuertes como el eslabón más débil) con una tasa de cumplimiento lo suficientemente alta a pesar del aumento de los anti-vacunas”. 

La mayoría de la población mundial ya ha sido excluida de los procesos de toma de decisiones por la falta de democracia que Schwab quiere acentuar a través de su dominación corporativa de stakeholders, su “gobernanza ágil”, su “sistema de gestión totalitario de la existencia humana”.

Pero, ¿cómo prevé lidiar con el “escenario sombrío” de la gente que se levanta contra su nueva normalidad y su Cuarta Revolución Industrial?

El hecho de que Klaus Schwab y Thierry Malleret y sus amigos digan que ahora estamos entrando en la Cuarta Revolución Industrial y que nuestro mundo cambiará para siempre, no significa que sea así.

No tenemos que vacunarnos o permitir que re editen nuestro ADN.

No tenemos que caminar, amordazados y sumisos, directamente a su nueva normalidad.

Hay que denunciar sus mentiras, su agenda, generar una masa critica para despertar a la sociedad.

BIBLIOGRAFÍA 

Los Creadores de esta falsa Pandemia proponen una 4ta. Revolución Industrial

Quizás también te interese