Inicio El contexto y nuestra psiquis Toque sanitario y traumas sociales

Toque sanitario y traumas sociales

por mfbarrionuevo
0 comentario
El trauma es eso que irrumpe en nuestras vidas intempestivamente
y marca un doloroso antes y después. Es un hecho inesperado, sorpresivo, un asalto, un accidente, una caída, una explosión, es decir, un evento en el que nos sentimos víctimas de la situación y no tuvimos tiempo ni recursos para anticiparnos.

Los traumas no te avisan, simplemente suceden por alguna razón que desconocemos: azar, destino, planificaciones políticas, karma, guerra o como quieras llamarlo.

Hiciste un enorme sacrificio para poder disfrutar unos días en la playa, planificaste con alegría esos días, trabajaste arduamente, lo hablaste con tu familia, pediste permiso en tu trabajo, preparaste el coche o sacaste los boletos, alquilaste un lugar bonito y finalmente llegaste a tu destino.

En horas de la noche cuando la conciencia no censura la información y somos más receptivos, ves por tu ventana este escenario bélico.

Tus hijos también lo ven, y te preguntan asustados ¿ Por qué ? y realmente no sabes qué contestarles, lo más probable es que vuelvas a mentirles, tal como hiciste durante gran parte del 2020.

Pero en realidad ahí hay muchos uniformados que cumplen con las órdenes absurdas de impedirte bajar a la playa porque otros han decidido arbitrariamente y sin ninguna apoyatura científica que el bicho tiene nocturnidad.

De repente, un virus ni aislado ni secuenciado mutó para ser un atacante nocturno, una suerte de Drácula que se desvanece con los primeros rayos de Sol, impidiéndote las hermosas caminatas en las noches de verano, obligando a los gastronómicos y hoteleros que la han pasado fatal anticipar los cierres y apurarse bajo amenaza de multas y demás penalidades.

Últimamente el trauma no es la excepción sino la regla

Y se instalan en la conciencia colectiva pensamientos peligrosos:

Es peligroso ser feliz. Es peligroso respirar, sonreír, abrazar, disfrutar del cielo de verano, gozar de las playas en libertad, jugar con tu familia.

Es peligroso ilusionarse, es peligroso proyectarse en un futuro, es peligroso VIVIR

Las palabras son manipuladas en este contexto perverso con una clara intención de confundirte. Te dicen “Toque Sanitario”

Estos agravios a tu libertad deberían llamarse sadismo político, Terrorismo de Estado o abuso de autoridad, pero los medios lo llaman “toque de queda sanitario”. 

¿Con qué criterio sanitario traumatizan a la sociedad civil? 

El trauma ocurre cuando: La persona ha estado expuesta a un acontecimiento estresante o situación (tanto breve como prolongada) de naturaleza excepcionalmente amenazadora o catastrófica, que podría causar un profundo dis confort en casi todo el mundo.

Veo con enorme preocupación que estamos aprendiendo a naturalizar la violencia, el maltrato, la imposición de lo absurdo justamente en detrimento de nuestra salud.

Y que la obediencia de la ciudadanía lejos de aplacar a la bestia le da más poder, más espacio para crear nuevos D.N.U., nuevos confinamientos, nuevas estrategias para sostener esta situación indefinidamente.

¿Hasta cuándo?

Mantener a la población en un permanente estado de Alarma se ha convertido en la “normalidad”, tras un año de fracasados e innecesarios confinamiento sólo ha prosperado el trauma social.

Las anheladas vacaciones eran la esperanza de un respiro para muchas familias, el esperado repunte de tres de los sectores más vulnerados, hotelería, turismo, gastronomía, que han invertido lo que no tenían para adaptarse a los nuevos “protocolos” y compensar un poco la enorme pérdida sufrida durante el año.
Repasemos un viejo concepto de salud
La salud, según la definición de la OMS, “es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” 
¡Estado de bienestar físico, mental y social! Nunca lo olvides.
Algunas consecuencias DEL TRAUMA 
  • El trauma es la secuela de vivencias de peligro real o percibido que no
    podemos resolver adecuadamente.
  • Prevalece la sensación de indefensión, irritabilidad, insomnio.
  • Continúa siendo revivido –no termina–, el cerebro continúa activo/hiper vigilante, incluso tal vez tengas pesadillas, pensamientos intrusivos o desarrolles un trastorno.
  • Hay una parte que todavía ‘no sabe’ que el peligro pasó…
  • Lo peor que podemos hacer es adaptarnos, por ejemplo, no volver a la playa, no reaccionar, tomarlo pasivamente, no efectuar una denuncia ni consultar a un abogado.
Nunca aceptes la violencia ni dejes de reconocerla, porque consentirla no es cuidar de tu salud sino todo lo contrario; gran cantidad de personas que padecemos patologías previas vemos en estos hechos un cobarde ataque a nuestra salud integral.
Adaptarse no siempre es la mejor respuesta, menos en una sociedad profundamente enferma.
Son medidas aberrantes, violentas, sin otro fundamento que implantar un estado de miedo constante con el único fin de reducir tu LIBERTAD e impedirte VIVIR tu vida plenamente.
Bibliografía

1) http://www.psicoterapeutas.com/pacientes/Trauma.html

2) www.paho.org › arg

3) Fotografías extraída de Twitter y de Andrés D´Elía

Quizás también te interese