Inicio Vacunas Estudio sobre vacunas covid

Estudio sobre vacunas covid

por M.C.G.
0 comentario

En lo que sigue, reproducimos el minucioso y muy bien fundamentado estudio de la prestigiosa Dra. María José Martínez Albarracín sobre las “vacunas” contra el covid-19. Agradecemos enormemente la valentía y entrega de la Dra. Albarracín que, desde España, nos hizo llegar este estudio fechado el 21 de marzo de 2021. A los sitios web “verificadores de información” (que poco les importa la verdad y son financiados por George Soros) que buscan difamar a prestigiosos científicos, médicos y demás profesionales independientes, les decimos: no podrán detener el conocimiento de la verdad, aún con todo su poder sólo podrán demorarlo, pero los seres libres y dignos somos muchos más y no permitiremos su intrusión en nuestra mente ni que nos digan qué debemos considerar verdadero o falso, ya que somos capaces de discernir ante las evidencias científicas.

(link para bajar el pdf original: ESTUDIO VACUNAS COVID con bibliografía-convertido (2))

Ha sido aceptado por las instituciones (OMS) y por los gobiernos, en base a un paradigma biológico obsoleto y reduccionista, que el llamado síndrome COVID-19 está producido por un virus denominado SARS-CoV-2, el cual no ha sido aislado y purificado de forma objetiva según reconocen los principales estamentos académicos (1).

El síndrome COVID-19 no es una entidad nosológica desconocida en medicina, ya que tiene las características clínicas y biológicas de los síndromes hemofagocíticos o de inmunidad alterada que, si bien, pueden estar desencadenados (lo cual no es lo mismo que causados) por infecciones víricas o bacterianas, es preciso que confluyan diversas condiciones fisiopatológicas e inmunopatológicas previas, para su desarrollo y manifestación clínica, entre las que se encuentran tóxicos y vacunas, particularmente la vacunación y revacunación antigripal (2,3,4).

Como única solución para la pandemia de COVID-19, declarada por la OMS, se ha propuesto, sin tener en cuenta otras opciones de tratamiento, tanto convencionales como alternativas (5) una vacunación universal para la que se han desarrollado, a marchas forzadas y sin las suficientes garantías de eficacia y seguridad, una serie de fármacos de terapia génica que no cumplen los requisitos biológicos de las vacunas, aunque se intenten equiparar con las mismas. La actual aprobación de las llamadas “vacunas covid” por la FDA y por la EMA es condicionada y para uso de emergencia, estando todavía en fase EXPERIMENTAL: fase IV o de estudio postcomercialización, habiéndose desarrollado en un tiempo récord, ya que se han superpuesto las fases I y II de los estudios con voluntarios. Se argumenta que esta rapidez en la comercialización de dichas vacunas ha sido posible gracias a la colaboración internacional y a la gran inversión económica realizada por estados e instituciones, pero EL TIEMPO NECESARIO para realizar los estudios de eficacia y seguridad no se puede acortar por estos motivos (6). Además, no es lo mismo producir un fármaco para estudio en voluntarios, que fabricarlo DE MANERA INDUSTRIAL para uso en millones de personas y de forma acelerada. Esto conlleva problemas de logística que las empresas no sabemos si han resuelto de manera adecuada, complicando aún más los riesgos derivados de la falta de seguridad (7).

Están en fase de desarrollo y/o comercialización, una serie de vacunas tanto convencionales como experimentales (GÉNICAS) que supondrán enormes beneficios para la Industria Farmacéutica (es notable que MERCK, empresa líder y con la mayor experiencia en la fabricación de vacunas, se haya quedado al margen de esta carrera).

Hay actualmente cuatro tipos de vacunas: dos convencionales y dos nunca antes probadas ni aprobadas (génicas).

A mi juicio, las que ofrecen más dudas son las NUEVAS VACUNAS GÉNICAS, en realidad son más bien fármacos para tratamiento génico, ya que no entran en la definición y comportamiento biológico de lo que se supone es una vacuna. De estas hay, a su vez, dos tipos:

I.- VACUNAS DE ARN ENCAPSULADO (Pfizer, Moderna y Cure Vac) (8,9):

Las nuevas vacunas de ARNm con nucleósidos modificados contienen N1-metilpseudouridina en lugar de uridina y codifican un péptido optimizado (P2-mutado) de longitud completa de la Glicoproteína S encapsulada en nanopartículas lipídicas (LNP) que contienen polietilenglicol y colesterol.

El BNT162b2 LNP de Pfizer, también contiene ALC-0315 (4-hidroxibutil) azanedil) bis (hexano-6,1-diil) bis (2-hexildecanoato) y ALC-0159 (2[(polietilenglicol)-2000]-N, N-ditetradecilacetamida), 1,2-Distearoil-sn-glicero-3 fosfocolina, DSPC. Colesterol, cloruro de potasio, dihidrógenofosfato de potasio, cloruro sódico, fosfato disódico dihidratado, sucrosa y agua para inyección (8).

El LNP de Moderna ARNm 1273 contiene SM-102 (más probable 8 – ((2-hidroxietil) (6-oxo-6-undeciloxi) hexil) amino) octanoato de heptadecan-9-ilo) y 1,2-dimiristoil-rac-glicero-3-metoxipolietilenglicol-2000 (PEG).

La vacuna BioNTech se administra por vía intramuscular (IM) en dos dosis de 30 μg con 21 días de diferencia, el producto Moderna en dos dosis de 100 μg IM con 28 días de diferencia.

Es de destacar que en los ensayos clínicos en fase 1 de BioNTech (para valorar dosis-eficacia) se comprobó la misma eficacia (producción de anticuerpos) con 10 microg que con 30 microg de ARN. Pero la toxicidad aumentaba con el aumento de la cantidad de ARN. A pesar de ello se decidió seleccionar la dosis más alta y administrar también una segunda dosis (9).

En cuanto al ARNm de Moderna hay que señalar que es una dosis muy alta (100 microg), por lo que inducirá mayor toxicidad.

Otros dos tipos de vacunas de ARNm sintético LNP COVID-19 también han entrado en pruebas: CureVac acaba de iniciar un ensayo de fase 2/3 para su producto de ARNm deficiente en uridina sin modificar (CVnCoV), y durante el verano Arcturus Therapeutics e Imperial College London comenzaron el ensayo en fase 1 de vacunas de ARN autoamplificadoras (10) basadas en un alfavirus que codifica proteínas no estructurales para replicar el inmunógeno de proteína S.

Las actualmente comercializadas (Pfizer y Moderna) consisten en moléculas de ARNm modificado (se ha cambiado un nucleósido o elemento constituyente del ARN, la uridina, por una metil-pseudouridina), envueltas en cápsulas nanolipídicas constituidas por lípidos neutros (polietilenglicol) y lípidos catiónicos de elevada toxicidad (9).

Este ARNm contiene la secuencia genómica capaz de codificar un análogo de la Spike protein del SARS-CoV-2, por lo que se supone que, una vez dentro de la célula, utilizará la maquinaria celular (ribosomas) para traducir la secuencia de bases de dicho ARN a la secuencia de aminoácidos de la proteína S, dicha proteína o más bien fracciones de la misma, serán expuestas en la membrana celular junto a moléculas del MHC para ser reconocidas como antígenos por las células inmunes que desarrollarán una respuesta de anticuerpos frente a los mismos, pero también de Linfocitos T.

De manera que, si existen linfocitos T8 citotóxicos por infecciones anteriores por otros coronavirus, lo cual es frecuente, o en una segunda exposición, se producirá un ataque con destrucción y muerte de aquellas células que expresen en su membrana los antígenos derivados de la proteína S vacunal. Esto afectará a las células musculares, en el lugar de la inyección, pero también puede afectar a otras células, particularmente células inmunes y endotelios vasculares (11).

Es importante destacar al respecto, la estructura tridimensional de la Spike protein que es de tipo cuaternario, estando formada por diversas subunidades, algunas de las cuales tienen homologías de secuencia importantes con proteínas endógenas, lo que es conocido en ciencia como epitopos inseguros (12), por lo que no se puede descartar que se produzca reacción inmune cruzada, lo que daría lugar a procesos y enfermedades autoinmunes.

El proceso de inmunización protectora descrito es una suposición teórica simplificada de las acciones que el ARN alterado, introducido en un organismo por vía parenteral puede hacer y hará.

Enumeramos otras posibilidades concomitantes y/o alternativas, así como los posibles riesgos no tenidos en cuenta:

1°) Distribución del ARN vacunal:

Al ser inoculado por vía parenteral, el ARN vacunal se distribuirá por todo el organismo, como se ha comprobado experimentalmente, pudiendo entrar en las células endoteliales vasculares y en las células inmunes (leucocitos y linfocitos) y particularmente en células hepáticas e incluso nerviosas puesto que las partículas nanolipídicas le permiten atravesar la barrera hematoencefálica (13). Por esta razón todas estas células y los órganos que forman pueden ser dañados.

2°) Homologías de secuencia del ARN vacunal (Epitopos inseguros):

La Spike protein del SARS-CoV-2 es una proteína de fusión de tipo 1 similar a la de otros virus como el VIH y virus influenza (14) y tiene homologías de secuencia importantes con proteínas de fusión codificadas por HERVs (retrovirus endógenos que forman parte de nuestro genoma donde cumplen importantes funciones). Concretamente la subunidad de fusión S2, pero también la subunidad de unión S1, de dicha Spike protein, tiene homología con la Sincitina 1 (Syn-1) del HERV-W codificado en el cromosoma 7 del genoma humano (15), Esta proteína Syn-1 es imprescindible para la formación adecuada de la placenta humana y, por lo tanto, para un normal desarrollo de la gestación. Pero también es necesaria para la unión del espermatozoide con el óvulo, por lo que es imprescindible para la fecundación (15). Como consecuencia de la analogía de la Spike protein y la Syn-1 se puede producir una reacción cruzada de anticuerpos contra las sincitinas y provocarse abortos e infertilidad femenina. Esto podría ocurrir en el proceso de formación y exposición celular de subunidades de la Spike protein o durante su proteólisis metabólica. Por otra parte, ya se ha podido comprobar la producción de abortos como reacción adversa a estas vacunas de ARN (16).

3°) La Spike protein del SARS-CoV-2 tiene también homologías de secuencia con la proteína sincitina 2 (Syn-2) codificada por HERV-FRD en el cromosoma 6 del genoma humano. La Sincitina 2, además de intervenir en la formación de la placenta, posee actividad inmunosupresora con la que consigue hacer invisible el feto ante el sistema inmune de la madre, con lo cual se impide el rechazo alogénico y la muerte fetal. Por esta razón, una posible reacción cruzada de anticuerpos hacia la Spike protein, que afectara a la Sincitina 2, podría provocar el rechazo inmune materno del feto, además de otros efectos colaterales no deseados como parte de esta previsible inmunidad cruzada. De hecho ya se ha comprobado la muerte de nonatos tras la vacunación covid materna (17) (18).

4°) Posible comportamiento como patógeno sintético del ARN vacunal:

Está descrito en la literatura científica el fenómeno por el cual determinadas infecciones víricas desencadenan la expresión de proteínas HERVs (por ejemplo virus de la influenza A) (19). También se ha documentado la mayor morbimortalidad por COVID GRAVE en personas vacunadas de la gripe (influenza) en todo el mundo (3), por lo que nos planteamos que, determinadas infecciones y antígenos vacunales, pueden producir modificaciones inmunitarias que impliquen la expresión de proteínas HERVs facilitando la evolución hacia cuadros de autoinmunidad.

Hace más de 20 años se comenzó a observar que en el suero de pacientes con cáncer y con VIH aparecían anticuerpos contra proteínas que parecían provenir de retrovirus endógenos. Ya con el avance de tecnología se comprobó que, efectivamente, había retrovirus endógenos que se estaban transcribiendo. (Christopher Ormsby. Research Scientist – Centro de Investigaciones en Enfermedades Infecciosas, Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias “Ismael Cosio Villegas”.)

En una reciente CARTA dirigida a la EMA, así como a la presidenta de la Comisión Europea y al presidente del Consejo de Europa, un grupo de reputados científicos y médicos demuestran, basándose en evidencias científicas, que las vacunas génicas de ARN y ADN pueden producir un síndrome COVID, en lugar de prevenirlo, así como ser la causa de efectos muy graves al facilitar la producción de microtrombosis en órganos como pulmones, corazón, riñón y cerebro.

https://doctors4covidethics.medium.com/urgent-open-letter-from-doctors-and-scientists-to-the-european-medicines-agency-regarding-covid-19-f6e17c311595

Por otra parte, J. Patrick Whelan MD PhD, en un documento publicado sobre comentarios previos a la aprobación de las vacunas covid por la FDA, el 9 de dic 2020:

https://www.regulations.gov/document/FDA-2020-N-1898-0246

El pediatra y especialista en síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C) explica: “Me preocupa la posibilidad de que las nuevas vacunas destinadas a crear inmunidad contra la proteína pico del SARS-CoV-2 (incluidas las vacunas de ARNm de Moderna y Pfizer) tengan el potencial de causar lesiones en el cerebro, corazón, hígado y riñones de una manera que actualmente no parece evaluarse en los ensayos de seguridad de esos posibles fármacos”.

Ya que en base a estudios científicos publicados (reportados en el enlace arriba) parece probable que sólo la spike protein sea la causante del síndrome covid (no un virus completo) por lo que las vacunas génicas serían capaces de producirlo. En otras palabras, las proteínas virales parecen causar daño tisular sin replicar activamente el virus.

No podemos asegurar que el ARN encapsulado no se pueda comportar como un patógeno sintético, es decir como una virus like particle, que produzca efectos parecidos a la patología inflamatoria englobada en el síndrome Covid-19 ya que es un tipo de inmunopatología M2-TH2, y el virus artificial podría afectar principalmente a las células inmunes (macrófagos y linfocitos). Es de destacar que según notificación de Yellow Card (U.K.) la muerte por trastornos generales similares a los descritos como COVID-19, está asociada de manera muy notable con la vacuna covid (20).

Reputados científicos han destacado que la spike protein tiene una secuencia de aminoácidos similar al péptido Gp120 de la proteína de fusión del VIH (Luc Montaigner, Bill Gallaher, Roxana Bruno y Prashant Pradham) por lo que podría inducir infopenia y, por tanto, inmunodepresión. (Universidad de Queensland, Australia y la Farmacéutica CLS)(21).

Por otra parte hay constancia de que las vacunas de ARNm de Pfizer fueron comercializadas sin garantía suficiente de calidad en su fabricación, lo cual genera importante incertidumbre añadida, a su eficacia y seguridad y demuestra que los organismos reguladores como la EMA y la FDA son sometidos a “presiones diversas” para agilizar los trámites de aprobación sin las necesarias garantías. Adjuntamos enlace que explica, en base a una filtración de correos electrónicos, dichos aspectos.

https://www.bmj.com/content/372/bmj.n627?fbclid=lwAR3j4ys1ZDxsgk6R1xhs-GifCZXL8qWRGPjQzftNBbd7CiQbMwzjtJGlY3s

Tampoco podemos descartar que este ARN truncado pueda expresar otras proteínas preocupantes, dada su homología con las sincitinas, y los riesgos que la expresión ectópica de las sincitinas suponen para la salud (esclerosis múltiple y esquizofrenia) (22,23,24). Así como diabetes (60).

Según la EMA(25):

Los niveles de ARNm truncado “y las cantidades de una proteína potencial producida por el ARNm truncado serían demasiado bajas para constituir un riesgo de seguridad”. Pero lo cierto es que nadie sabe con seguridad, pues igualmente reconoce: “La experiencia con la integridad del ARNm es limitada”.

Otra preocupación derivada de las vacunas génicas es que la información transmitida por una sola proteína viral al sistema inmune de las personas, por las vacunas experimentales, esté en la base de seleccionar mutaciones que provoquen cepas resistentes a los posibles anticuerpos formados de manera demasiado selectiva, es decir, únicamente contra la Spike protein del virus, convirtiendo de esta manera, una epidemia fácilmente controlable por la inmunidad de grupo, (en la infección natural se produce inmunidad frente a diversos antígenos víricos) en una epidemia monstruosa con continuos brotes, ocasionando “una catástrofe sin precedentes” (sic).

Esta es la opinión del virólogo, experto en vacunas, Geert-vanden_Bossche, transmitida a la OMS mediante una carta abierta, en la que pide que se detenga la vacunación anticovid.

https://drive.google.com/file/d/1BMVudLApmWDt7MeVd_1I6LzCLXj3cND8/view

https://drive.google.com/file/d/1fB9ivJa5BRWmSh_ReJmgZhabR2ZzlYyZ/view

(Traducción de un fragmento de dicha carta):

CARTA ABIERTA A LA OMS  por GEERT VANDEN BOSSCHE. DMV, PHD
A todas las autoridades, científicos y expertos de todo el mundo, a los involucrados: toda la población mundial.
Soy todo menos un antivacunas. Como científico, no suelo recurrir a ninguna plataforma de este tipo para defender los temas relacionados con las vacunas. Como virólogo dedicado y experto en vacunas, solo hago una excepción cuando las autoridades sanitarias permiten que las vacunas se administren de formas que amenacen la salud pública, con toda seguridad cuando se ignoran las pruebas científicas.
La actual situación extremadamente crítica me obliga a difundir esta llamada de emergencia. Dado que el alcance sin precedentes de la intervención humana en la pandemia de Covid-19 ahora corre el riesgo de resultar en una catástrofe global sin igual, esta llamada no puede sonar lo suficientemente fuerte y fuerte.
Como se dijo, no estoy en contra de la vacunación. Al contrario, les puedo asegurar que cada una de las vacunas actuales han sido diseñadas, y fabricadas por científicos brillantes y competentes. Sin embargo, este tipo de vacunas profilácticas completamente inapropiadas, e incluso muy peligrosas, cuando se utilizan en campañas de vacunación masiva durante una pandemia viral.
Los vacunólogos, científicos y médicos están cegados por los efectos positivos a corto plazo de las patentes individuales, pero parecen preocuparse por las desastrosas consecuencias para la salud mundial. A menos que se demuestre científicamente que estoy equivocado, es difícil entender cómo las intervenciones humanas actuales evitarán que las variantes circulantes se conviertan en un monstruo salvaje.
Corriendo contra el reloj, estoy terminando mi manuscrito científico, cuya publicación, desafortunadamente, es probable que llegue demasiado tarde dada la amenaza cada vez mayor de variantes altamente infecciosas y de rápida propagación. Es por eso que decidí publicar un resumen de mis hallazgos, así como mi discurso de apertura en la reciente Cumbre de Vacunas en Ohio en LinkedIn.
El lunes pasado, proporcioné a las organizaciones internacionales de salud, incluida la OMS, mi análisis de la pandemia actual basado en conocimientos científicamente informados sobre la biología inmunológica de Covid-19. Dado el nivel de emergencia, los insté a considerar mis preocupaciones e iniciar un debate sobre las consecuencias perjudiciales de un mayor ‘escape inmunológico viral’.
Para aquellos que no son expertos en este campo, adjunto a continuación una versión más accesible y comprensible de la ciencia detrás de este insidioso fenómeno.
Si bien no hay tiempo que perder, hasta ahora no he recibido ningún comentario. Los expertos y los políticos han permanecido en silencio mientras, obviamente, todavía están ansiosos por hablar sobre la relajación de las reglas de prevención de infecciones y la ‘libertad primaveral’. ‘Mis declaraciones se basan únicamente en la ciencia. Solo la ciencia las contradecirá.
Si bien uno apenas puede hacer declaraciones científicas incorrectas sin ser criticado por sus pares, parece que la élite de científicos que actualmente asesora a nuestros líderes mundiales prefiere permanecer en silencio. Se ha aportado suficiente evidencia científica.
Desafortunadamente, permanece intacta para quienes tienen el poder de actuar. ¿Cuánto tiempo se puede ignorar el problema cuando en la actualidad existe una evidencia masiva de que el escape inmunológico viral está amenazando a la humanidad? Difícilmente podemos decir que sabíamos, o que no fuimos advertidos.
En esta angustiosa carta, puse en juego toda mi reputación y credibilidad. Espero de ustedes, guardianes de la humanidad, al menos lo mismo. Es de suma urgencia. Abre el debate. Por supuesto: ¡cambia el rumbo!

Esto se ha observado perfectamente en explotaciones animales en las que las vacunas han producido mutaciones que han ocasionado epidemias peores que la original.

5°) Posible comportamiento de otras proteínas vacunales como análogos de proteínas HERVs del tipo de las sincitinas:

Debido a las homologías de secuencia encontradas entre las sincitinas y la Spike protein del SARS-CoV-2, es posible que la secuencia de ARN vacunal exprese péptidos antigénicos (epitopos inseguros) similares a las sincitinas o bien que determinados fragmentos derivados de la proteólisis metabólica de la Spike protein vacunal se acumulen en el organismo y tengan un comportamiento similar al que se observa en la expresión extemporánea de dichas proteínas sincitinas. Se sabe que la Sincitina 1 está anormalmente expresada en procesos autoinmunes como la esclerosis múltiple y la diabetes tipo 1, además de en cuadros psiquiátricos como la esquizofrenia y el TOC. (22, 23, 24, 60).

También se podría producir este fenómeno por la activación de los propios HERV-W a consecuencia de la vacunación como se ha comprobado en determinadas agresiones tóxico-infecciosas y en el COVID grave (19,26).

6°) Problemas derivados de la interacción con el receptor ACE2: Se acepta que el receptor de la Spike protein del SARS-CoV-2 es la enzima ACE2 que se encuentra ampliamente distribuido por todo el organismo humano. Sin embargo, tiene una expresión predominante en los órganos sexuales masculinos: testículos, encontrándose tanto en las células de Leydig (productoras de testosterona) como en las de Sertoli (túbulos seminíferos) donde cumple importantes funciones de maduración testicular, no dependiente de hormonas, siendo imprescindible para la función reproductiva masculina (27). La posible unión de la proteína espiga vacunal con dicho receptor, o bien el depósito de complejos antígeno-anticuerpo en el mismo, puede dar lugar a la inflamación del órgano testicular con desarrollo de orquitis y posible infertilidad masculina.

También en otros órganos donde la expresión de ACE2 es elevada (28) como riñón, corazón e intestino, podrían producirse cuadros inflamatorios con insuficiencia funcional de los mismos. Ya se han observado muertes por problemas cardíacos e intestinales, según notificaciones de Yellow card (U.K) y VAERS (USA).(61)

Por otra parte, en tejido nervioso, ACE2 es receptor de unas proteínas llamadas sinapsinas(29), muy importantes para diversas funciones de interconectividad neuronal, pudiendo su alteración ocasionar cuadros de diversa gravedad y complejidad.

La reducción de la funcionalidad ACE2(30), ocasionada por la spike protein (infección o VACUNA) parece conducir a un aumento de la permeabilidad vascular. Si a esto añadimos lesión endotelial causada por los lípidos catiónicos de la LNP o por los detergentes vacunales, como el polisorbato 80, que lleva la vacuna de AstraZeneca (31), se va a producir un aumento de la expresión de “factor tisular” con activación de la vía extrínseca de la coagulación y con inhibición de la expresión de plasminógeno (disminución de la fibrinolisis). Esto favorecerá que se produzcan TROMBOSIS. Estas trombosis serán más frecuentes donde haya flujo sanguíneo lento (venas, capilares como los pulmones y especialmente sinusoides). Esto concuerda con la relativa frecuencia de trombosis del seno cavernoso observadas, particularmente con la vacuna de AstraZeneca. También se pueden producir trombosis en los miembros inferiores por la circulación sanguínea antigravedad.

7°) Silenciamiento génico: El ARN cumple en la célula diversas funciones de regulación, además de la traducción en proteínas de la información genética. Es bien conocido el fenómeno de silenciamiento génico producido por el ARN interferente (32) de manera que los ARN vacunales se pueden comportar como interferentes, bloqueando determinadas funciones vitales. Ha sido recientemente publicado que dicho ARN puede suprimir las proteínas supresoras de tumores, facilitando con ello la aparición de cánceres, especialmente derivados del sistema inmune (linfomas y leucemias linfocíticas):

MEDICAL SHOCKER: Scientists at Sloan Kettering discover mRNA inactivates tumor-suppressing proteins, meaning it can promote cancer. Tuesday March 02, 2021 by: S.D.Wells
Tags: badhealth, covid cancer, Dangerous Medicine, dirty vaccines, DNA, DNA mma, mRNA, mma, danger, mRNA vaccines, RNA, vaccine wars, vaccines dirty

También es motivo de preocupación el silenciamiento génico de la proteína diana del receptor testicular ACE2, por lo que su silenciamiento podría conducir a la esterilidad masculina e incluso a la falta de desarrollo testicular en niños impúberes.

8°) Interacción con HERV-K: (33)

Otra homología encontrada (Gallaher) entre la Spike protein y proteínas Hervs humanas es con proteínas HERV-K (cromosoma 6), dichas proteínas tienen relación con enfermedades que afectan a las motoneuronas, por lo que una hiperexpresión de las mismas puede ocasionar enfermedades del tipo de las parálisis (mielitis transversa, ELA).

9°) Conformación priónica: (34)

Investigaciones llevadas a cabo últimamente demuestran que el ARN de las vacunas covid puede inducir la formación de priones con potencial para causar enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y ELA.

Las proteínas de unión al ARN, TDP-43 y FUS y su plegamiento incorrecto y posterior depósito patológico podría explicar, tanto la pérdida de función sufrida en algunas enfermedades neurodegenerativas, como la ganancia de toxicidad observada en ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica).

Los resultados del estudio citado indican que el ARN de la vacuna de Pfizer para Covid-19 tiene secuencias específicas que pueden inducir a TDP-43 y FUS a incorporarse al mismo en sus conformaciones patológicas como priones. En el análisis realizado se identificaron dieciséis repeticiones en tándem UG (ΨGΨG) y se identificaron secuencias ricas en UG (ΨG) adicionales. Se encontraron también secuencias de GGΨA. Posiblemente estén presentes secuencias de G cuádruplex, por lo que se necesita un programa informático para verificarlas. Además la proteína de pico (espiga) formada por la traducción de la vacuna de ARN se une a la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), una enzima que contiene zinc, y esta interacción tiene potencial para aumentar el zinc intracelular. Se ha demostrado que los iones de zinc causan la transformación de TDP-43 en su configuración patológica de prión.

Es sabido que el plegamiento de TDP-43 y FUS en sus conformaciones patológicas como priones causa ELA, degeneración lobar temporal anterior, enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurológicas degenerativas. El hallazgo mencionado en el artículo citado, así como los riesgos potenciales adicionales, llevan al autor a creer que la aprobación regulatoria de las vacunas basadas en ARN para el SARS-CoV-2 fue prematura y la vacuna puede causar mucho más daño que beneficio.

10°) Posible inserción genómica del ARN vacunal en el ADN: (35, 36)

Produciéndose mutagénesis insercional en células en división celular, especialmente de la línea germinal (espermatocitos y ovocitos) e inmunitarias en regresión blástica por estímulo antigénico.

11°) Problemas derivados de las nanopartículas lipídicas LNP (37)

Los lípidos catiónicos ionizables son el excipiente crítico en los sistemas de LNP ya que impulsan el atrapamiento y la administración intracelular.

Pfizer contiene ALC-0315 que es el lípido catiónico, y el otro es ALC-159, el péptido PEGilado.

SM-102 (heptadecan-9-yl 8 – ((2-hidroxietil) (6-oxo-6 (undeciloxil) hexil) amino) octanoato)  es un lípido ionizable patentado que se utiliza para formar nanopartículas lipídicas en la vacuna Moderna COVID-19.

La eliminación o aclaramiento de las nanopartículas lipídicas que encierran el ARN vacunal no está estudiado en humanos, pero los estudios realizados en ratas demostraron que pueden permanecer en los organismos durante meses y que su toxicidad es muy elevada (9).

La interacción de los lípidos catiónicos vacunales con moléculas vitales cargadas negativamente: aminoácidos, proteínas y A.N. produce diversas disfunciones, por ejemplo de enzimas, lo que puede conducir a diversas alteraciones bioquímicas y patología a largo plazo.

La interacción con los fosfolípidos de las membranas celular y mitocondrial produce daño de las enzimas de la cadena respiratoria que se encuentran en dicha membrana, ocasionando depresión de la respiración celular (daño cardiovascular y hematológico).

Daño hepático por toxicidad celular directa con hepatolisis periportal. Debido a que la eliminación de estos lípidos se produce exclusivamente por vía hepatobiliar.

12°) Alergia y anafilaxia al polietilenglicol (38)

El polietilenglicol es uno de los lípidos que componen las nanocápsulas en que está envuelto el ARNm, es un lípido tóxico pero utilizado por sus ventajas, como excipiente en otros fármacos y diversos productos. Muchas personas se encuentran sensibilizadas al mismo por exposición previa, lo que supone que en el nuevo contacto con el polietilenglicol vacunal, y teniendo en cuenta que la vía de administración es parenteral y, por tanto muy directa, pueden desarrollar un cuadro anafiláctico que podría ser mortal.

13°) Síndrome de ADE: Antibody-dependent enhancement (enfermedad aumentada por vacuna):

Este es uno de los principales y más documentados problemas que presentan las vacunas COVID y no solamente las de ARNm sino todos los tipos, incluyendo las de virus inactivados, de antígenos proteicos y de ADN vectorizado.

En todas las pruebas con vacunas para SARS-CoV y virus similares (sincitial respiratorio), realizadas en todo tipo de animales (ratones, felinos y primates) se ha producido el fenómeno inmunológico conocido como mejora de la infección mediada por anticuerpos, o enfermedad aumentada por vacuna, que consiste en que, al ser expuesta la persona vacunada al virus salvaje o circulante, con posterioridad a la vacunación, en lugar de experimentar una protección, sufre una enfermedad más grave que la natural e incluso la muerte (39, 40, 41, 42, 43, 44).

Todos estos posibles efectos adversos fueron publicados por la FDA (*)

II.- VACUNAS DE ADN VECTORIZADO (AstraZeneca, Janssen, Sputnik, Cansino)

Los fármacos génicos que se están experimentando como vacuna COVID de este tipo, constan de un gen vírico, retrotranscrito a partir de la información contenida en la secuencia de ARN vírica correspondiente a la Spike protein. Este ADN, para poder entrar en las células, está vehiculizado en un vector viral, es decir, un adenovirus modificado genéticamente para que no se pueda reproducir. Hay varios tipos de vectores según el tipo de vacuna, generalmente son adenovirus humanos (ad. tipo 5, Ad. tipo 26, vacunas Sputnik y Janssen, respectivamente) pero también los hay de chimpancé como es el caso de la vacuna de AstraZeneca (ChAdOx1 n CoV-19):

La vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222) consiste en el vector de adenovirus de simio de replicación deficiente ChAdOx1, que contiene la glicoproteína de superficie estructural de longitud completa (proteína de pico) de SARS-CoV-2, con una secuencia líder del activador del plasminógeno tisular. ChAdOx1 nCoV-19 expresa una secuencia codificante de codón optimizado para la proteína de pico (número de acceso de GenBank MN908947).

Sin embargo, es conocido que un mismo ARNm puede codificar para diferentes proteínas en función de situación y tipo celular (45), por lo que se podrá sintetizar la spike protein pero no podemos descartar que se produzcan también otras proteínas, con funciones desconocidas o interferentes.

En cuanto a su funcionamiento, se supone que el ADN transcribirá un ARNm que codificará la Spike protein del SARS-CoV-2 y a partir de este momento el proceso sería similar al que ocurre en las vacunas de ARNm.

Posibles riesgos o efectos adversos:

El vector ChAdOx1, a diferencia de otros vectores similares (Chad2), se caracteriza por su alta infecciosidad pudiendo infectar a todas las células del organismo menos a los eritrocitos, a la vez que su estímulo del sistema inmune es menor (46). Por esta razón, y por contener restos de ADN humano debido a la utilización de líneas celulares humanas: Células T-REx-293, derivadas de la línea celular HEK-293 (células embrionarias de riñón humano procedentes de aborto), para cultivo, no es posible descartar el riesgo de mutagénesis insercional (47), particularmente en células inmaduras en proceso de división celular como las células germinales o inmunes.

2° Inmunodeficiencia inducida por las vacunas de vector viral

Otro problema relacionado con los vectores de adenovirus es su posibilidad de inducir inmunodeficiencia. Esto se ha comprobado con el vector Ad. tipo 5 cuando se han probado en humanos vacunas con dicho vector viral, puesto que, particularmente los varones vacunados, eran más susceptibles de ser infectados con el VIH (48). Tampoco es posible descartarlo completamente en los vectores de adenovirus de simio como la vacuna de Oxford y AZ ya que la modificación de la línea celular HEK-293 se hace con adenovirus de tipo 5.

Por otra parte, es sabido que la Universidad de Queensland, Australia, abandonó un proyecto de vacuna COVID vectorizada debido a que en los ensayos clínicos se estaban produciendo positivos en pruebas de VIH (49).

3° Problemas en la coagulación (informe de evaluación de la EMA): (50)

La vacuna de AstraZeneca tiene una secuencia de proteína activadora del plasminógeno etiquetada en la secuencia codificante de la Spike protein. El activador del plasminógeno es importante en la coagulación sanguínea, si se producen anticuerpos contra éste, o se produce su silenciamiento génico, se ocasionarán problemas en la coagulación, trombosis principalmente, pero también se podrían producir hemorragias, lo que ocasionaría un accidente cerebrovascular o ataque cardíaco. Esto se está observando actualmente como efecto adverso de dicha vacuna, por lo que varios países han decidido interrumpir su inoculación. (Concretamente, 17 países europeos han suspendido la vacunación con AstraZeneca, a 16/03/2021.) (51)

Se ha observado con esta vacuna, de manera recurrente, la trombosis del seno cavernoso. La reducción de la funcionalidad ACE2, ocasionada por la spike protein (52) (infección o VACUNA) parece conducir a un aumento de la permeabilidad vascular, si a esto añadimos lesión endotelial causada por detergentes vacunales: polisorbato 80 que también lleva la vacuna AstraZeneca (31), se va a producir un aumento de la expresión de “factor tisular” con activación de la vía extrínseca de la coagulación y con inhibición de la expresión de plasminógeno (disminución de la fibrinolisis). Hay que recordar que la vacuna AstraZeneca contiene un gen de plasminógeno, lo que puede agravar aún más la probabilidad del daño trombótico que puede producir la Spike protein vacunal.

En cuanto al SENO CAVERNOSO, es una zona sinusoidal venosa que, por su localización anatómica, está cerca de las ADENOIDES (amígdala faríngea) y el tejido linfoide (células inmunes) es una de las dianas genéticas de la spike protein.

Sin embargo, no se puede descartar que todas las vacunas para COVID produzcan problemas en la coagulación, pues la regulación a la baja de ACE2, debido a su interacción con la Spike protein expresada por dichas vacunas, puede contribuir al aumento del riesgo trombótico por su causa (52).

4° Trombocitopenia: (53, 54)

Se ha comprobado que el vector recombinante derivado de Adenovirus 5 se une rápidamente a las plaquetas sanguíneas circulantes, provocando trombocitopenia. Ad5 activó tanto las plaquetas como las células endoteliales directamente in vitro, como lo demuestra la inducción de P-selectina y la formación de cadenas de plaquetas con factor von Willebrand, y también in vivo, como lo demuestra la inducción de ARN mensajero de E-selectina. La activación plaquetaria derivada de esta unión en los sinusoides, particularmente hepáticos, genera microtrombos pero no se descarta que sea también un mecanismo que explique las trombosis sinusoidales que se producen tras la vacunación. En general todas las vacunas COVID que utilizan vectores de adenovirus, utilizan el Adenovirus tipo 5 en un momento u otro de su elaboración. Por ejemplo, la AstraZeneca lo emplea para la producción de la línea celular HEK-293. (50)

“Las trombosis venosas eran un poco raras, no se correspondían con las que se suelen ver en la población general. Eran inusuales por ser especialmente graves. Normalmente son algo serio, pero en algunos casos eran trombosis masivas que afectaban no sólo al cerebro, sino a otros órganos, como el bazo, el hígado, los pulmones, el sistema venoso profundo… Y se ha observado también que en algunos pacientes además de la trombosis tenían las plaquetas muy bajas. Eso es muy extraño entre personas que tienen una trombosis venosa normal y corriente. Lo que se está estudiando ahora es que pueda ser un fenómeno o bien parecido a la coagulación intravascular diseminada o un fenómeno disinmune y que eso sea lo que está provocando que la sangre se trombose en el sistema venoso y que haya una afectación del número de plaquetas tan llamativa” (55).

5° Utilización de células embrionarias humanas procedente de aborto: (50:pag.14) (56)

Para la fabricación de la vacuna AZD1222 se ha utilizado una línea celular recombinante: T-REx-293 cell elaborada a partir de células HEK293 cell line que proceden de riñón de embrión humano abortado. Además de las posibles consideraciones éticas, en estas células quedan siempre residuos de ADN que resulta tóxico y puede producir cáncer (47). Además, en el desarrollo de las células de cultivo T-REx, se emplea el adenovirus humano de tipo 5 asociado con el riesgo de producir inmunodeficiencia (48).

6° Otros excipientes: Polisorbato 80.

El polisorbato 80 se emplea como emulsionante para mezclar los componentes vacunales, pero además de su conocida toxicidad, los polisorbatos administrados por vía parenteral se han asociado con graves efectos adversos incluyendo la muerte de neonatos (58), puede contribuir al daño endotelial facilitando la producción de trombos (31).

Tampoco se ha utilizado en los ensayos clínicos de la vacuna AstraZeneca un placebo inerte sino la vacuna meningocócica tetravalente: Nimenrix de Pfizer. Por lo que se hace más difícil valorar los efectos adversos de dicha vacuna génica en los ensayos clínicos.

III. VACUNAS DE SUBUNIDADES PROTEICAS (Novavax y Sanofi/GSK) en desarrollo: fase 3 y fase 2 respectivamente.

IV. VACUNAS DE VIRUS INACTIVADOS (vacunas chinas: Sinovac, Sinopharm)

Su difusión es menor, sabemos que se están utilizando en países de América Latina como Perú, mientras que en Europa no se están distribuyendo.

Suponemos que se utilizan, para su producción, cultivos de células VERO E6 (células de riñón de mono) puesto que en otras células como las humanas no se ha demostrado el crecimiento del SARS-CoV-2.

El principal problema de ambos tipos de vacunas (subunidad proteica y virus inactivados) es la producción de Síndrome de ADE o enfermedad aumentada por vacuna, tras la exposición ulterior al virus circulante u otros coronavirus.

Este efecto adverso es común a todo tipo de vacunas COVID debido a las características de los coronavirus y al tipo de reactividad inmune que producen, habiéndose comprobado exhaustivamente (39, 40, 41, 42, 43, 44). Es particularmente preocupante, según algunas diferencias raciales, de manera que la raza negra y la hispanoamericana son más susceptibles a desarrollarlo. Nos llama particularmente la atención que, por ejemplo, los estudios clínicos en fase 3 de la vacuna de ARNm de Pfizer, hayan experimentado con tan pocos individuos de ambas razas(59).

Es de destacar también el hecho de que no se ha realizado desafío viral, es decir, exposición de los vacunados al virus salvaje por lo que no se puede descartar la principal preocupación que suscitan estas vacunas: La enfermedad aumentada por vacuna o síndrome de ADE, ya que en los estudios de desafío con animales todos sufrieron enfermedad grave o murieron (Fuente: Robert F. Kennedy Jr. Presidente de Children’s Health Defense. 22 mayo 2020) y se va a exponer a millones de seres humanos a esta eventualidad.

Tampoco hubo prevención de la infección en los animales vacunados, por lo menos con alguna de estas vacunas. Todos los monos vacunados tratados con la vacuna Oxford se infectaron cuando se los desafió, según se juzga por la recuperación del ARN genómico del virus de las secreciones nasales. No hubo diferencia en la cantidad de ARN viral detectado en este sitio en los monos vacunados en comparación con los animales no vacunados. Es decir, todos los animales vacunados estaban infectados (Fuente: William A. Haseltine: ¿Funcionó la vacuna Oxford Covid en monos? Realmente no). Por lo que no se sabe si la vacunación evitará la transmisión del virus, pudiendo contribuir de esta manera, A LA DIFUSIÓN DE VARIANTES MÁS PELIGROSAS para los que no se habrán desarrollado anticuerpos (Carta del Dr. Geert-vanden-Bossche a la OMS).

También hay que destacar que, las vacunas génicas, han hecho los estudios de fase tres con personas jóvenes y sanas mayoritariamente, muy pocos mayores de 70 años, habiéndose descartado voluntarios que presentaban ya anticuerpos contra el SARS-CoV-2 (por posible ADE), personas con patologías activas y polimedicados, así como embarazadas y niños. Por lo que nos parece una grave irresponsabilidad estar utilizándolas en dicha población (61).

Es importante insistir en el grave riesgo de desarrollo de enfermedades autoinmunes (60, 22), que no se diagnosticarán, probablemente, hasta pasado un tiempo variable tras la inoculación.

Finalmente, desde el punto de vista ético, también hay que considerar que todas las vacunas génicas para covid han utilizado, en una u otra forma, células procedentes de aborto fetal humano (56,57).

CONCLUSIONES:

A) Todos los tipos de vacunas covid pueden producir ADE: enfermedad aumentada por vacuna (Vaccine enhanced disease).

B) Se han probado con muy pocos individuos de las razas más expuestas a dicho síndrome, como son la raza negra y la hispanoamericana.

Respecto a las denominadas vacunas génicas (RNAm y DNA vectorizado)

C) NUNCA antes se han experimentado en la población humana de manera generalizada.

D) Están en FASE EXPERIMENTAL (fase IV postcomercialización).

E) Tienen una APROBACIÓN CONDICIONADA para uso de emergencia.

F) En las fases de prueba se ha descartado a los voluntarios con anticuerpos covid (debido al posible desarrollo de ADE) (Pfizer).

G) Las fases de prueba se han hecho principalmente con individuos jóvenes y sanos, mientras que el número de personas mayores de 65-70 años y con patologías o polimedicadas ha sido INSUFICIENTE.

H) En las conclusiones de los estudios de estas vacunas no se descarta que se pueda evitar la transmisión y, por tanto, el contagio a individuos sanos.

I) Tampoco se sabe si protegerán de nuevas variantes víricas ni cuánto durará la protección.

J) No hay evidencia de que no puedan producir trombosis y trombocitopenia, debido al elevado número de casos que se han producido tras la inoculación de las mismas y en un período de tiempo muy corto.

K) Hay CIENCIA BÁSICA que obliga a DESCARTAR EL POSIBLE RIESGO de los siguientes efectos adversos graves que no se han tenido en cuenta, algunos de los cuales se pueden producir a medio o largo plazo:

  1. Patología neurológica y parálisis.
  2. Enfermedades autoinmunes como esclerosis múltiple y diabetes.
  3. Esterilidad femenina y abortos.
  4. Esterilidad masculina.
  5. Inmunodeficiencia.
  6. Cáncer, especialmente leucemias y linfomas.
  7. Esquizofrenia y trastornos del comportamiento (TOC).
  8. Demencia y ELA.
  9. Alteraciones genéticas por silenciamiento génico y/o mutagénesis insercional.

BIBLIOGRAFÍA:

(1) Here are 2 compilation pdfs containing ~60 responses from 47 institutions in 10 countries re isolation/purification/existence of “SARS-CoV-2” las updated Febrary 12, 2021:

Part 1: https://www.fluoridefreepeel.ca/wp-content/uploads/2021/02/FOI-replies-SARS-COV-2-isolation-existence-causation-47-institutions-Feb-12-2021-chrono-part-1.pdf

Part 2: https://www.fluoridefreepeel.ca/wp-content/uploads/2021/02/FOI-replies-SARS-COV-2-isolation-existence-causation-47-institutions-Feb-12-2021-chrono-part-2.pdf

(2) https://cauac.org/articulos/covid19-y-autoinmunidad/

(3) “Positive association between COVID-19 deaths and influenza vaccination rates in eiderly people worldwide”. Christian Wehenkel. Peer journal, sept. 2020.

(4) “COVID-19 severity in Europe and the USA: Could the seasonal influenza vaccination play a role?” EBMPHET Consortium.

(5) “DIOXIDO DE CLORO: Una solución segura y potencialmente efectiva para superar el COVID-19”. COMUSAV octubre 2020.

(6) “Use of Emergency Use Listing procedure for vaccines against Covid-19”. Q&A.

Pfizer, “A Phase 1/2/3 Study to Evaluate the Safety, Tolerability, Immunogenicity, and Efficacy of RNA Vaccine Candidates Against COVID-19 in Healthy Individuals”, BioNTech.

Peter Doshi, “Pfizer and Moderna’s ‘95% effective’ vaccines -we need more details and the raw data”, thebmjopinion, 4 jan 2021.

(7) “La fuga de datos de EMA covid-19 y lo que nos dice sobre la inestabilidad del ARNm” https://www.bmj.com/content/372/bmj.n627?fbclid=lwAR3j4ys1ZDxsgk6R1xhs-GifCZXL8gWRGPjQzftNBbd7CiQbMwzjtJGlY3s

(8) EUROPEAN MEDICINES AGENCY (Science Medicines Health) Assessment Report Comirnaty, 19 feb 2021.EMA/707383 2020 corr.

(9) Entrevista a la Dra. Vanessa Schmidt-Kruger MDC-Berlín: http://enformtk.u-aizu.ac.jp/howard/gcep_dr_vanessa_schmidt_krueger/

 (10) Determinadas vacunas utilizan ARN autoamplificable (replicón), es decir, el ARN introducido se multiplica por sí mismo en el interior de la célula, lo que hace que se genere una cantidad muy superior del antígeno contra el que se pretende crear inmunidad.

(11) “Carta abierta urgente de médicos y científicos a la Agencia Europea de Medicamentos en relación con las preocupaciones sobre la seguridad de la vacuna COVID-19″. https://doctors4covidethics.medium.com/urgent-open-letter-from-doctors-and-scientists-to-the-european-medicines-agency-regarding-covid-19-f6e17c311595

(12) Dr. James Lyons Weiler: “Efectos adversos graves de las inyecciones contra covid” video https://www.bitchute.com/video/6KglPiluyvir/

(13) VSK: “Este mecanismo atraviesa la barrera hematoencefálica debido al transporte mediado por ApoE. Entonces, los LNP pueden causar daño en el cerebro”. Entrevista citada en (9).

(14) Berend Jand Bosch et al.: “The coronavirus spike protein in a class I virus fusion protein: structural and functional characterization of the fusion core complex”. Journal Virol., aug 2003.

(15) Matthias Ruebner et al.: “Regulation of the human endogenous retroviral Syncytin-1 and cell-cell fusion by the nuclear hormone receptor PPARγ/RXRα in placentogenesis”. Journal of Cellular Biochemistry, 2012.

B. Bejerregaard et al. “Syncitin-1 its receptor is present in human gametes”. Gamete Biology. Mar 2014.

(16) “According to the FDA’s adverse reporting system, 3 dozen cases of spontaneous miscarriages or stillbirths occurred after taking the Covid-19 vaccination”. PUBLIC HEALTH INFORMATION. The Epoch Times By Meiling Li, March, 1-2021.

https://trikooba.com/2021/03/17/un-pediatra-embarazada-que-publico-orgullosamente-en-redes-su-vacunacion-contra-el-covid-pierde-el-bebe-8-dias-despues/

(17) Adjimon G. Lokossou et al.: “Endogenous retrovirus-encoded Syncytin-2 contributes to exosome-mediated immunosuppression of T cells. Biology of Reproduction”. July 2019.

(18) PhD William Gallaher (Emeritus Professor): “Response to nCoV2019 against the background of endogenous retroviruses”. Department of Microbiology, Immunology & Parasitology. Profbillg 1901, 13 feb 2020.

Yeadon: https://archive.is/LniCU

PhD Roxana Bruno: “Las vacunas contra covid-19 podrían afectar la fertilidad” –  https://cienciaysaludnatural.com/las-vacunas-contra-covid-19-podrian-afectar-la-fertilidad/

(19) Fang Li et al.: “Transcriptional derepression of the ERVWE1 locus following influenza A virus infection”. Journal Virol. 2014. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24478419/

(20) Efectos adversos vacunas COVID. Yellow Card.

https://www.gov.uk/government/publications/coronavirus-covid-19-vaccine-adverse-reactions

(21) https://www.debate.com.mx/salud/Suspende-Australia-investigacion-de-vacuna-contra-coronavirus-por-falsos-positivos-a-VIH-20201210.html

(22) J. Mathews et al.: “The Human Endogenous Retrovirus Envelope Glycoprotein, Syncytin-1, Regulates Neuroinflammation and Its Receptor Expression in Multiple Sclerosis: A Role for Endoplasmic Reticulum Chaperones in Astrocytes”. The Journal of Immunology, August 2007 DOI: 10.4049/jimmunol.179.2.1210 – https://www.jimmunol.org/content/179/2/1210.short

(23) Samuel S. Duffy et al.: “The contribution of immune and glial cell types in experimental autoimmune encephalomyelitis and multiple sclerosis”. School of Medical Science, The University of New South Wales, Sidney, Australia. Oct. 2014.

(24) Wang X, Liu Z, et al.: “Syncytin-1, an endogenous retroviral protein, triggers the activation of CRP via TLR3 signal cascade in glial cells”. Brain Behav. Immun. 2018 Jan; 67:324-334. DOI: 10.1016/j.bbi.2017.09.009. Epub 2017 Sep 18.

(25) The EMA covid-19 data leak, and what it tells us about mRNA instability. https://www.bmj.com/content/372/bmj.n627?fbclid=lwAR3j4ys1ZDxsgl6R1xhs-GifCZXL8qWRGPjQzftNBbd7CiQbMwzjtJGlY3s

(26) Emanuela Balestrieri et al.: “First evidence of pathogenic HERV-W envelope expression in the lynfocytes in association with the respiratory outcome of COVID-19 patients.  University of Rome – Italy, et University of Lyon – France. 2021.

(27) Gabrielle C. Douglas et al.: “The Novel Angiotensin-Converting Enzyme (ACE) Homolog, ACE2, Is Selectively Expressed by Adult Leydig Cells of the Testis”. Endocrinology. 2004.

(28) Feria Hikmet et al.: “The Protein Expression Profiles of ACE2 in Human Tissues. Mol. Syst. Biol. Julio 2020.

(29) Huijing Xia et al.: “Angiotensin-converting enzyme 2 in the brain: properties and future directions”. Journal of Neurochemistry, 2008.

(30) Laura Lupi et al.: “ACE2 down-regulation may contribute to the increased thrombotic risk in COVID-19”. European Society of Cardiology, 2020.

(31) Juan F. Gastón et al.: “Teoría de la interferencia inmunológica entre los polisorbatos parenterales y el SARS-CoV-2. Papel de las C-Lectinas”. Hospital de Barbastro, Huesca. España, 2020.

(32) Alvaro Somoza: “Modificaciones Químicas en ARN Interferente: De la investigación básica a las aplicaciones terapéuticas”. Investigación Química. Madrid, 2010.

(33) Wensue Li et al.: “Human endogenous retrovirus-K contributes to motor neuron disease”. HHS PUBLIC ACCESS, Sci. Transl. Med. Sept. 2015.

(34) J. Bart Classen, MD: “COVID-19 RNA Based Vaccines and the Risk of Prion Disease”. Microbiology & Infectious Diseases. Received: 27 December 2020; Accepted: 18 January 2021.

(35) Alejandro Sousa et al.: “mRNA, Nanolipid Particles and PEG: A triad Never Used in clinical vaccines in going to be tested on hundreds of millions of people”. Biomedical Journal of Scient. and Tech. Research. Feb 2021.

(36) “El director médico de Moderna admite que la vacuna experimental de ARNm modifica el ADN”. https://www.nosmintieron.tv/bombazo-el-director-medico-de-moderna-admite-que-la-vacuna-experimental-de-arnm-modifica-el-adn/

(37) Entrevista a Dra. Vanessa Schmidt-Kruger MDC-Berlin. Citada en (9).

(38) Katharina Wylon et al.: “Polyethilene glycol as a cause of Anaphylaxis”. Allergy Asthma Clin. Immunol. Dec 2016.

(39) Wen Shi Lee,et al.: “Antibody-dependent enhancement and SARS-CoV-2 vaccines and therapies”. Nature Microbiology, Sep. 2020.

(40) Wen Shi Lee,et al.: “Antibody-dependent enhancement and SARS-CoV-2 vaccines and therapies”. Nature Microbiology sep. 2020.

(41) Chien-Te Tseng et al.: “Immunization with SARS Coronavirus Vaccines Leads to Pulmonary Immunopathology on Challenge with the SARS Virus”. Plos One. April 2012.

(42) Wang S. F. et al.: “Antibody-dependent sars coronavirus infection is mediated by antibodies against spike proteins”. Biochem. Biophys. Res Commun. 2014.

(43) Liu L.et al.: “Anti-spike IgG causes severe acute lung injury by skewing macrophage responses during acute SARS-CoV infection”. JCI Insight. 2019.

(44) “Peligros de la mejora dependiente de anticuerpos, ADE, de estas inyecciones”. https://red.cienciaysaludnatural.com/lecciones/peligros-de-la-mejora-dependiente-de-anticuerpos-ade-de-estas-inyecciones/

(45) Qun Pan et al.: “Deep surveying of alternative splicing complexity in the human transcriptome by high-throughput sequencing”. Nature Genetics. 2008 Nov. https://www.nature.com/articles/ng.259

(46) Susan J. Morris et al.: “Simian adenovirus as vaccine vectors”. Future virology. Sept. 2016.

(47) Peter Jarzina et al.: “Insertional mutagenesis and autoimmunity induced disease caused by human fetal and retroviral residual toxins in vaccines”. Issues L. & Med. 221, 2016. https://heinonline.org/HOL/LandingPage?handle=hein.journals/ilmed31&div=23

(48) Susan P. Buchbinder et al.: “Use of Adenovirus type-5 vectored vaccines: a cautionary tale”. The Lancet, Oct., 19-2020.

(49) “Vacuna contra COVID-19 provoca positivos de VIH; Australia cancela su compra”. Ver nota: https://laverdadnoticias.com/mundo/Vacuna-contra-COVID-19-provoca-positivos-de-VIH-Australia-cancela-su-compra-20201210-0300.html

(50) EUROPEAN MEDICINES AGENCY. 29 january 2021, EMA/94907/2021. Committee for Medical Products for Human Use (CHMP) Assessment Report. Covid-19 vaccine AstraZeneca. Common name: Covid-19 vaccine (ChAdOx1-S Recombinant) Procedure n° EMEA/H/C/005675/0000.

(51) Noticias de prensa sobre interrupción vacunación AstraZeneca:

https://www.mentealternativa.com/8-paises-europeos-suspenden-la-vacuna-de-astrazeneca-por-graves-casos-de-trombos/

https://www.google.com/amp/s/www.lavanguardia.com/vida/20210311/6299811/dinamarca-suspende-vacunacion-astrazeneca-graves-casos-trombos.amp.html

https://www.irishpost.com/news/ireland-temporarily-suspends-use-of-astrazeneca-covid-vaccine-206242

https://www.google.es/amp/s/amp.noticiasdenavarra.com/actualidad/union-europea/2021/03/15/alemania-suspende-vacuna-astrazeneca/1129099.html

https://www.eldiestro.es/2021/03/en-espana-se-suspende-la-vacunacion-con-astrazeneca-durante-15-dias-por-prevencion-que-pensaran-ahora-las-814-278-personas-ya-vacunadas-con-este-producto/

(52) Laura Lupi et al.: “ACE2 down-regulation may contribute to the increased thrombotic risk in COVID-19”. European Heart Journal. July 2020.

https://academic.oup.com/eurheartj/article/41/33/3200/5874082?login=true

(53) Daniel Stone et al.: “Adenovirus-platelet interaction in blood causes virus sequestration to the reticuloendothelial system of the liver”. J. Virol. 2007.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17301138/

(54) Sean E. Hofherr et al.: “Polyethylene glycol modification of adenovirus reduces platelet activation, endothelial cell activation, and thrombocytopenia”. Hum. Gene. Ther. Sep. 2007.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17767399/

(55) https://elpais.com/sociedad/2021-03-18/las-trombosis-detectadas-tras-la-vacuna-son-raras-no-se-corresponden-con-las-que-se-suelen-ver-en-la-poblacion-general.html

(56) Meredith Wadman: Vaccines that use human fetal cells draw fire. Science 368 (6496), 1170-1171.

(57) Sobre la utilización de tejidos de aborto: https://cogforlife.org/guidance/

(58) Balistrery WF et al.: “Lessons from the E-ferol tragedy”. Pediatrics, 1986.

(59) Fernando P. Polack et al.: “Safety and Efficacy of the BNT162b2 mRNA Covid-19 Vaccine”. The New England Journal of Medicine. Dic. 2020.

(60) Sandrine Levet et al.: “An ancestral retroviral protein identified as a therapeutic target in type-1 diabetes”. JCI Insight. Sept. 2017.

(61) ALGUNAS NOTIFICACIONES SOBRE EFECTOS ADVERSOS:

Open Letter from the UK Medical Freedom Alliance To:

Nadhim Zahawi, Minister for COVID-19 vaccines deployment.

Matt Hancock, Secretary of State for Health and Social Care.

CC Boris Johnson Prime Minister, 5-feb-2021.

NOTIFICACIONES U.K. SOBRE VACUNA ASTRAZENECA:

https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/968414/COVID-19_AstraZeneca_Vaccine_Analysis_Print.pdf

Listado de efectos adversos UK (se actualiza semanalmente)

https://www.gov.uk/government/publications/coronavirus-covid-19-vaccine-adverse-reactions

Listado de VAERS:

https://medalerts.org/vaersdb/findfield.php?TABLE=ON&GROUP1=AGE&VENTS=ON&VAX%5B0%5D=COVID19&DIED=Yes&fbclid=lwAR3ujgHQRJ6fg862mLffCCgzP_H2tURp5a-ulAAz14ieMYjFCajAKOnmvYE

Más efectos adversos: trombocitopenia:

http://dsru.org/pharmacovigilance-evidence-review-time-trends-in-adverse-event-reporting-in-the-eu-us-and-uk-thrombocytopenia/

https://greatgameindia.com/astrazeneca-immune-response-blood-clots/

Sobre el ARN defectuoso de Pfizer:

“La fuga de datos de EMA covid-19 y lo que nos dice sobre la inestabilidad del ARNm”:

https://www.bmj.com/content/372/bmj.n627?fbclid=lwAR34ys1ZDxsgk6R1xhs-GifCZXL8gWRGPjQzftNBbd7CiQbMwzjtJGlY3s

“La vacunación COVID resultó en un número significativo de muertes y lesiones graves en un hogar de ancianos alemán, revela un denunciante”:

http://www.christianitydaily.com/articles/11054/20210305/covid-vaccination-resulting-in-significant-number-of-deaths-serious-injuries-in-german-nursing-home-whistleblower-reveals.htm

Enorme número de muertes registradas por VAERS solo un día después de vacuna COVID:

“VAERS Covid Vax Records: Huge list of deaths within a day of injection”:

https://odysee.com/@mentealt:1/vaers-vaccine-expose-huge-list-of-deaths-within-a-day-of-injection:e?r=EQrH2GB5x6rFzvrhU1bCV4yZgMh

“Estragos de la vacunación: Cerca de 3.900 muertos entre Estados Unidos y la Unión Europea”:

https://m.bles.com/ultimas-noticias/estragos-de-la-vacunacion-cerca-de-3-900-muertos-entre-estados-unidos-y-la-union-europea.html?t=wk8796ec

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quizás también te interese